La actual Corea, no vive su mejor momento (a menos que sean boy bands de K-Pop) futbolístico, ya que sus representantes en futbol de primera se han ido perdiendo. Distantes se vislumbran los días en que Park Ji Sung compartía cancha con Crisitano Ronaldo, Lee Yong-Pyo vestía la del PSV (Cuando Salcido se desvestía y grababa ahí mismo), el goleador de oro, Ahn Jung-Hwan navegaba en el balompie Italiano, Francés y Alemán; o incluso los tiempos en los que Park Chu- Young prometía como fichaje del Arsenal, tras su destacada primer etapa con AS Mónaco.

Si bien los asiáticos no han faltado al mundial desde el celebrado en México 1986, y tienen como mejor participación el 4to. lugar en su propio mundial (Y con sus propios árbitros  a favor); es evidente que atraviesan cierto estancamiento en su crecimiento.

Su estilo de juego sigue siendo veloz y sorpresivo, cada vez le dan mayor importancia a la disciplina dentro del campo; mas su mejor éxito aún sigue siendo el Gangnam Style. Sin embargo suele ser un sinodal que se le suele complicar a la selección mexicana, basta con recordar que en Francia ’98 dieron sorpresa a los aztecas y comenzaron ganando; o no irnos tan lejos cuando en Londres 2012 fue el único equipo que le sacó puntos aquel flamante México Sub 23 de Tena.

El enfoque en el presente de Corea del Sur es de generación de proyectos. Shin Tae-yong, recientemente contratado como entrenador, llegó con la tarea de potenciar a los talentos locales. Luego de que Uli Stilieke, aquel volante del Real Madrid en los 80, había fracasado en la misma labor, por lo que la Federación Coreana optó por seguir con el proceso del encargado de las juveniles. Lo que podemos esperar, entonces, es un plantel plagado de jugadores de la K League local.

El nuevo seleccionador de los Tigres del Oriente (no confundir con la tigresa del mismo punto cardinal) se apoyará también en dos hombres de experiencia en el fútbol internacional: Toni Grande y Javier Miñano, ex asistente técnico y preparador físico de los cuerpos técnicos de Vicente del Bosque en Real Madrid (1994;1996;1999-2003) y en la Selección de España (2008-2016), formarán parte de su cuerpo técnico. Tendrán por misión ayudar con la preparación deportiva y física pero sobre todo mental de los jóvenes surcoreanos.

 

• Cómo se clasificó para el Mundial:

Terminaron en segundos (como en tu primera vez) del Grupo 1, detrás de Irán (Castillo, no). Acumularon 15 unidades pero pasaron de manera angustiosa (menos que reclasificar vs Nueva Zelanda); pues tuvieron que esperar a la última jornada, empatando a ceros contra Uzbekistán  -Rival Directo-, para resultar clasificado gracias a que Siria no pudo vencer a Irán. Durante la travesía, los surcoreanos sufirieron sorprendentes derrotas frente a Qatar y China, por ejemplo.

¡QATAR!……

Lo mejor de Corea está, como Eiza González, sin dudas de mitad para enfrente; para muestra el nombre Heung-Min Son que tal vez no es titular en el Tottenham de Pochettino, pero suele ser un recambio explosivo e interesante. En menor medida se destacan Koo Ja-cheol, Ji Dong-won y Chung-yong, extremo del Crystal Palace. ¡En las gradas surcoreanas su nombre se COREA!

Comentarios