Torneo con altibajos, grandeza desmentida (según Jémez) pero con boleto a la liguilla; momento ideal para recordar una medida que ”Billy” Alvarez aplicó hace unos ayeres para volcar una situación. A lo Isabel Iglesia, con la cabeza fría(despues de chingarse su elotito, claro está), el buen Guillermo alguna vez colocó a todos sus jugadores transferibles y cancelando sus contratos obligándolos a recuperarlos con una mejora de juego y obtención de resultados dentro de la cancha. Ni tan mamá Cuervo.

Como lo leyó bien, en Cruz Azul alguna vez pensaron que el mejor camino para salir victoriosos en la liga era idear un nuevo comienzo completamente desde cero. Bajo el pésimo porvenir que se vislumbraba, luego de comenzar sus primeras nueve jornadas del Clausura 2003 con un balance de seis puntos, producto de 3 derrotas y 6 empates.

n_cruz_azul_historia-9566415

El entonces director técnico, Mario Carrillo, no era del agrado en muchos sectores (afición e incluso futbolistas), su estancia estaba contada; culminando el 12 de Marzo de 2003 en la segunda fecha de la Copa Libertadores con una derrota frente al modesto Fénix uruguayo, equipo que precisamente lo llevó a las cenizas sin ña posibilidad de salvarse con ninguna de las brujas que consulta.

No obstante eso no era todo, junto a Mario se rescindirían los contratos de la plantilla completa de futbolistas, con la opción de renegociar por las siguientes 10 fechas; el fin era no señalar a un solo culpable y dar a entender que la responsabilidad era de todos por igual. ”Billy” Álvarez explicó que todos tendrían un pago de indemnización, y que si era necesario, jugarían con las fuerzas básicas.  Decisión arriesgada pero contundente (como comprar un condón extra largo en tu primera vez), pero explico que conseguir 6 unidades tras 9 partidos, no venía con las dimensiones de dicha institución.

Trascendió que las nuevas condiciones partían de un sueldo base acorde con la categoría de cada jugador, y para aspirar a más tendrían que ganar partidos, mientras para recuperar la totalidad de su salario el club habría que obtener 23 de los siguientes 30 puntos.

Vestidor dividido y fin de la situación.

Resultado de imagen para palencia y abreu cruz azul

Los jugadores, por su parte, se unieron para contrarrestar la situación. En Palabras de Sebastián Abreu: “Hay que saber que al principio de temporada nadie va y le pone un revolver al directivo para que nos contraten, por eso no se vale que tomen una decisión unilateral. Me voy triste”.  Muchas declaraciones del resto de la plantilla compartían sintonía.

Juan Francisco Palencia fue de los primeros en partir, ya que era sabido su resentimiento por el equipo pese a que los azules accedieron a bajar su precio para que el Espanyol lo fichara durante la cesión en la que probó el futbol europeo, los periquitos no hicieron válida la compra, o luego del esfuerzo de devolverle la capitanía del club en su regreso y retirársela a Sergio Almaguer, quien entonces ejercía ese rol.

De acuerdo a medios de la época, Palencia estaba celoso de no ser figura sobre el ”Loco” Abreu se notaba en la cancha pues no le pasaba la pelota a menos que fuera indispensable, ni festejaba las anotaciones del atacante charrúa. Además perdió comunicación con la mayoría de sus compañeros, rompiendo el vestidor. Aquí la crestomatía de una ”charla” de conciliación entre Abreu y ”Paco’ (El de la boinita es Trejo, no Lapuente):

Al final, once jugadores aceptaron la recisión e indemnización. Ellos fueron: Oscar Pérez, Sergio Almaguer, Melvin Brown, Gilberto Jiménez, Flavio Davino, Miguel Zepeda, Pablo Galdames, Julio César Pinheiro, Sebastián Abreu, Daniel Baldi, Juan Francisco Palencia. Todos ellos fueron despedidos y el 14 de Marzo de 2003 se les informó que pasaran a recoger ”sus chivas” pues ya nada los vinculaba con la máquina, ni el mismo cemento, únicamente los zapatos de dicho conglomerado.

Así con suplentes y hombres de la cantera, Cruz Azul consiguió su primer triunfo en el torneo, derrotando 2-0 a Pumas (¿Goya?) con doblete de Juan Carlos Cacho. Los Celestes alcanzaron el repechaje, eliminados por Chivas pero despertaron de ese terrible sueño, sin piernas como Oliver Atom pero con renovación contractual para: Oscar Pérez, Gilberto Jímenez, Flavio Davino. Palencia, Miguel Zepeda y Melvin Brown regresaron al equipo luego de algunas pláticas con Billy Álvarez y su marcha atrás de tan extrema decisión, solamente cinco jugadores fueron apartados y pasando de Cruz Azul a la cruz de navajas… por una mujer ( Pablo Galdames, Julio César Pinheiro, Sebastián Abreu, Daniel Baldi y Sergio Almaguer), ”Uo uo uo Uooo’.

Comentarios